Recomendaciones y normas de uso en el contexto de la actividad ESPACIO VIRTUAL

Las reparaciones que tengan que acometerse en el mobiliario del centro o en cualquiera de los elementos contenidos en él, y que sean debidas al mal uso, negligencia o falta de cuidado razonable por parte del usuario, serán a cargo del propio usuario, a quién el titular del centro podrá exigirle el coste de tal reparación.

Las experiencias que va a vivir consisten en el visionado con gafas de realidad virtual de varias experiencias de contenido variado, y en algún caso no apropiado para todos los públicos, de 50 minutos de duración cada uno y en algunos casos más dependiendo de la actividad contratada. La realidad virtual es un entorno de escenas u objetos de apariencia real, generado mediante tecnología informática, que crea en el usuario la sensación de estar inmerso en él. El visionado conlleva la percepción de diferentes estímulos que intensifican la sensación de realidad, por lo que puede producir ansiedad debido a una mayor interacción con el entorno. También puede producir molestias leves, como mareos o cansancio, y pérdida de equilibrio en algunas personas en caso de uso intensivo.

En el caso de ser menor de edad, el uso de dispositivos de realidad virtual no está recomendado para personas menores de 10 años, por lo que éstas no podrán participar. En caso de ser mayor de diez años y no haber cumplido los 18, un adulto de referencia deberá supervisar y autorizar expresamente su participación.

Es requisito indispensable que lea atentamente las indicaciones del presente documento y que, habiendo sido informado de las oportunas recomendaciones, acepte participar en el desarrollo de la presente experiencia bajo su responsabilidad.

1. Se recomienda consultar a un médico antes de usar las gafas de realidad virtual, especialmente a las personas con edad avanzada, o que tengan algún tipo de discapacidad física o psíquica, o con anomalías en la visión binocular o trastornos psiquiátricos pre-existentes, o que sufren de una enfermedad del corazón u otra condición médica grave, o que padezcan síntomas relacionados con la epilepsia, o cualquier síntoma o dispositivo electrónico como marcapasos cardíaco u otro dispositivo médico implantado, susceptible de ser alterado por esta tecnología, y a mujeres embarazadas. Declina cualquier responsabilidad sobre la utilización del dispositivo por personas bajo las condiciones anteriores o cualquier otra que desaconseje el uso de esta tecnología. Estas indicaciones no sustituyen en ningún caso el consejo de un médico.

2. Una experiencia de realidad virtual cómoda requiere un sentido intacto de movimiento y el equilibrio. No utilice las gafas de realidad virtual si está cansado, falto de sueño, bajo la influencia del o de las drogas, tiene resaca o problemas digestivos, en situaciones de estrés emocional o ansiedad, o si tiene resfriado, gripe, dolores de cabeza, migrañas, o dolor de oídos, ya que esto puede aumentar su susceptibilidad a los síntomas adversos.

3. Si usted es alérgico a las partes de la pintura o de metal en el dispositivo, puede experimentar picazón, eczema, o inflamación de la piel. Si esto ocurre, deje de usar el dispositivo inmediatamente y consulte a su médico.

4. Interrumpa inmediatamente el visionado si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas: convulsiones, pérdida de la conciencia, fatiga o tensión ocular, contracciones oculares o musculares, movimientos involuntarios, visión alterada, borrosa o doble u otras anomalías visuales, mareos, desorientación, trastornos del equilibrio, pérdida de la coordinación mano-ojo, sudoración excesiva aumento de la salivación, náuseas, mareos, malestar o dolor de cabeza o de ojos, somnolencia, fatiga, u otros síntomas similares al mareo.

5. Los síntomas de una exposición prolongada a la realidad virtual pueden persistir y llegar a ser más aparentes horas después de su uso. Estos síntomas, pueden incluir los efectos antes mencionados, así como un exceso de somnolencia y disminución de la capacidad de multitarea.